Ofertas Primavera

Sacos nórdicos infantiles 108 artículo(s)

Página:
  1. 1
  2. 2
  3. 3
  4. 4
Sacos nórdicos infantiles
Desde: 38.70
4.3 / 48 Review(s)

Qué es un saco nórdico

El saco nórdico es una de las prendas de cama más de moda, en la actualidad. Se trata de un nuevo producto que combina las ventajas de varios cubrecamas a la vez, como los edredones infantiles y las fundas nórdicas, por lo que es una opción de compra muy práctica y versátil.

La mayor preocupación de casi todos los padres suele ser que los niños no se destapen por las noches. En primer lugar, debido a que, si se despiertan, habrá que levantarse y arropar y todos perderemos muchas horas de sueño. También, debido a que, al destaparse, corren más riesgo de constiparse o coger una mala postura, por el frío.

Los sacos nórdicos con cremallera son las soluciones perfectas para este problema. Con los sacos nórdicos infantiles, los niños dormirán abrigados y tapados durante toda la noche y los papás podrán descansar, libres de preocupaciones y sobresaltos nocturnos.

Si todavía no los conoces muy bien, te vamos a explicar en qué consiste este novedoso sistema para las camas de los peques. Es un procedimiento muy sencillo: se trata de una funda nórdica que lleva incorporada una cremallera en los laterales, a la que va unida la sábana bajera.

De esta manera, la sábana bajera se ajusta perfectamente al colchón y, mediante la funda nórdica con cremallera, cerrarás la cama de tu hijo como si fuera un saco de dormir. Ya ves qué procedimiento tan sencillo. Así, por mucho que se mueva el niño, no será capaz de destaparse de ninguna manera, ni por la zona de los lados ni por la de los pies. Y lo mejor de todo es que ellos mismos podrán salir de la cama sin ningún problema, ya que la cremallera es muy fácil de abrir. Y, al ser tan holgado el interior, el niño podrá moverse sin problemas, pero sin llegar a destaparse en ningún momento. Este sistema es un nuevo producto que ya tiene mucho éxito en el mercado, por sus innumerables ventajas y beneficios para la casa.

Los sacos nórdicos se pueden utilizar con o sin fundas nórdicas con cremallera. A continuación, te vamos a explicar qué tipo de sacos nórdicos podrás encontrar en nuestra tienda online.

Qué función cumple un saco nórdico

Utilizando sacos nórdicos para la cama de los niños o cuna de un bebé nos ahorraremos mucho trabajo sin, prácticamente, ningún esfuerzo. Son mucho más sencillos de colocar que un juego de sábanas o la tradicional ropa de abrigo. Con solo dos piezas de tela y la funda de la almohada, conseguiremos solucionar todo el conjunto de ropa de cama. Son muy fáciles de lavar y resistentes a los imprevistos que surgen cuando se crían niños.

Probablemente, tengamos que lavar la ropa de cama más de una vez por semana. Sin embargo, con los sacos nórdicos, al ser más compactos, la colada se nos hará más llevadera. Lo mejor de todo es que no necesitan planchado, así que son todo ventajas. Tampoco necesitaremos almacenar ropa de cama para distintas épocas del año, pues los sacos nórdicos sirven para todas las estaciones. Tan solo deberás quitar la funda nórdica del relleno y elegir otra con un grosor más fino, si es verano; o, directamente, usar el saco nórdico sin el relleno durante los meses más calurosos de la temporada.

Tipos de sacos nórdicos

En nuestra tienda online, encontrarás sacos nórdicos de todos los estilos, colores y materiales. A continuación, te vamos a explicar algunos detalles sobre el tipo de saco nórdico que puedes elegir.

Disponemos de dos de los tamaños más adecuados para las camas infantiles. Encontrarás fundas válidas para camas de 90 centímetros y 105 centímetros.

Podrás elegir sacos nórdicos confeccionados en diferentes tejidos, dependiendo de qué necesites para la habitación de los peques.

Tenemos sacos nórdicos con cremallera de 100 % algodón. Muy frescos para el verano, pero sin perder calidez. También encontrarás sacos nórdicos en mezcla de poliéster, que, como todos sabemos, tiene la ventaja de que seca rápido y no necesita plancha. Este modelo es perfecto para las mamás que llevan un ritmo de vida imparable. También tenemos fundas de algodón percal 100 %, muy resistente al paso del tiempo y con una gran firmeza.

Tenemos diseños alegres y coloristas, con flores y detalles infantiles llenos de alegría. Elige sacos nórdicos que conjunten con el resto de elementos de la habitación. Prueba a combinar dos sacos con diseños totalmente diferentes en la misma habitación. O elige un diseño a rayas, si quieres dar el toque de color a la habitación de tus hijos con los juguetes y libros.

Deja volar su imaginación con un saco nórdico con detalles del circo o nuestro diseño espacial, perfecto para futuros astronautas. Nos gustan mucho los diseños de sacos para niños con animalitos, como ardillas o gatitos. Y también los sacos con estrellas o búhos. Si quieres que tu hijo te adore para siempre, cómprale el saco de dormir de Frozen, que es un gran éxito. Para niños más mayores, tenemos los sacos nórdicos con dibujos de dinosaurios, las famosas Tortugas Ninja o La Patrulla Canina, que volverán locos a los peques de la casa.

También tenemos sacos nórdicos perfectos para adolescentes, como nuestros sacos con ilustraciones de videojuegos o diseñados con las últimas tendencias en decoración, como los sacos con figuras geométricas. El cine también tiene su espacio y tenemos sacos de Star Wars y los Minions.

Ventajas del saco nórdico frente a la funda nórdica infantil y al edredón ajustable

Cuando vivimos con niños, el orden y la limpieza se convierten en más que unas prioridades: son unas verdaderas necesidades. Y, si comparamos el uso de los sacos nórdicos frente a la utilización de fundas nórdicas o edredones infantiles, veremos cuáles son sus ventajas más claramente. Pero lo que sí es cierto es que hablamos de factores como la funcionalidad y versatilidad. Tenemos poco tiempo para dedicarlo a labores domésticas y hemos de emplearlo sabiamente, para que reine la paz en una casa.

Con el uso de sacos nórdicos optimizarás los lavados y ganarás tiempo para tu familia y para ti, que es lo más importante hoy en día. Así, podremos dedicarlo completamente a los nuestros y nosotros. Los sacos te solucionan la vida, por una sencilla razón: son mucho más fáciles de lavar y sencillos de quitar y poner en una cama. Tan solo deberás retirar el relleno de tu saco y echar el resto a la lavadora. Así de simple. Un solo gesto, para hacer y deshacer una cama.

Otra de las mayores ventajas del uso de un saco nórdico, en relación con otros cubrecamas, es el relleno. Piensa que es el único elemento de la cama que tendrás que cambiar o eliminar por completo durante el verano. Con una sola pieza podrás adaptar la cama de tus hijos a todas las estaciones de año. Sin cambiar la decoración, ya que recordemos: los sacos hacen las funciones de sábana bajera, sábana y manta. Todas en una sola pieza.

Y, si no son suficientes ventajas, aquí tienes una más. No te llevará ni treinta segundos hacer la cama de los niños. Tan solo deberás abrir la cremallera y dejar que se ventile la cama con las ventanas abiertas durante un rato (lo normal, unos diez minutos). Por último, tendrás que cerrar la cremallera y listo. Ya está la cama hecha. Solo has tenido que abrir la ventana y cerrar una cremallera. No se nos ocurre una manera más fácil y sencilla para tener la habitación de los niños lista de cara a pasar revista en menos de un minuto.

Y lo mejor de todo es que, al ser ajustables por la zona de la cremallera, siempre queda la ropa de cama como recién planchada. Los sacos nórdicos son los nuevos productos de moda, en cuanto a la ropa de cama para niños. Y creo que ya has visto todas las ventajas que tienen respecto a otros cubrecamas. Son los más fáciles de usar y adaptar. Además, al fabricarse con medidas estándar, no tendrás problema para llevártelos de vacaciones, pues siempre se ajustarán a cualquier cama de la misma medida que la tuya.

Trucos y consejos para lavar y cuidar el saco nórdico

Los sacos nórdicos son muy fáciles de lavar y conservar y algunos no necesitan ni plancharse para quedar en perfectas condiciones.

De todas maneras, es necesario cuidarlos, para que duren mucho tiempo como recién comprados.

Te vamos a ofrecer una serie de consejos de lavado y planchado para mantener tus sacos nórdicos tan bonitos como el primer día.

 - Antes de usarla por primera vez, conviene lavar ligeramente el saco con agua fría. Los sacos nórdicos vienen limpios de fábrica, pero, de esta manera, eliminamos cualquier rastro de polvo que pueda haberse incrustado en la prenda durante el transporte.

 - Para mantener la ropa de cama fresca, conviene ventilarla un mínimo de diez minutos al día. De esta forma, la cama se mantendrá más limpia y fresca durante la semana.

 - Te aconsejamos lavar la ropa de cama un mínimo de una vez por semana. Nos puede parecer, a simple vista, que la cama está limpia, pero los ácaros están presentes en el ambiente, queramos o no, y la única manera de eliminarlos es lavando la ropa habitualmente con agua templada, pero nunca fría.

 - Cada tejido necesita un programa de lavado distinto. En el caso de nuestros sacos nórdicos, te recomendamos un lavado con agua tibia para la ropa de cama fabricada en algodón. Si tu saco es de poliéster, puedes lavarlo perfectamente en agua fría. Para todos los casos, te recomendamos el uso de un detergente neutro. Es preferible prevenir alergias o picores por el uso de detergentes más abrasivos y, en especial, si el saco nórdico es para un niño. Tampoco te aconsejamos el uso de suavizantes, por el mismo motivo.

 - Si quieres planchar tu saco nórdico, te recomendamos que no utilices una tabla de planchar. La mejor manera de planchar un saco nórdico sin esfuerzo consiste en planchar el saco directamente sobre la cama. De esta manera, no tendrás que realizar ningún esfuerzo y el saco quedará perfecto.

 - Si necesitas guardar tu saco nórdico una temporada, lávalo primero. No utilices cajas de cartón, ya que la ropa se puede estropear. Te recomendamos el uso de fundas de plástico. También es beneficioso introducir entre la ropa unas ramas de lavanda seca, pues aportarán frescor a las prendas y evitarán la proliferación de polillas.

Aspectos a tener en cuenta antes de comprar un saco nórdico

Antes de comprar un saco nórdico, conviene saber de antemano el uso que le vamos a dar. No necesitamos la misma ropa en verano que en invierno y con la ropa de cama pasa exactamente igual.

 - Primero, tenemos que decidir cuántos sacos queremos y de qué materiales los vamos a comprar.

 - Lo ideal es tener sacos de diferentes materiales y gramajes, dependiendo de la época del año en la que nos encontremos.

 - Siempre será más ligero y fresco un saco nórdico fabricado en fibras sintéticas. Pero el algodón es más cálido.

 - La mejor opción de compra es un modelo versátil, en el caso de los sacos nórdicos infantiles. Elige un tipo de saco que se adapte a todas las épocas del año y juega con el relleno para aportar más calor en los meses más fríos del invierno.

 - Elige un modelo más fino para utilizar durante la primavera y el otoño. Y, dependiendo de la zona donde vivas, opta por colocar el saco sin funda, como si fuera una funda nórdica. Los sacos tienen la ventaja de poderse utilizar sin la cremallera, así que podrás utilizarlo como sábana en verano.

 - Utiliza colores llamativos y alegres, ya que reforzarán la decoración de la habitación de los niños. Además, los colores vivos son los que más atraen a los peques. Así que no te cortes en esta habitación y dale color, mucho color.

Esperamos que esta información te haya resultado útil. En nuestra tienda online, podrás encontrar sacos nórdicos de todos los colores y materiales. Descubre nuestras ofertas.