Rebajas de verano

Rellenos nórdicos

13 artículo(s)
Rellenos nórdicos
Desde: 10.80
4.5 / 7 Review(s)

Todo lo que debes saber sobre los Rellenos nórdicos

El relleno nórdico es una cubierta compuesta por materiales naturales o sintéticos, que se ha convertido en los últimos años, en una gran alternativa frente a las clásicas mantas y edredones, fundamentalmente gracias a su versatilidad, ya que es posible cambiar sus fundas , convirtiéndose en un elemento de cama mucho más cómodo y ligero, permitiendo además,  gran multitud de combinación de colores.

Los podemos dividir en dos tipos según su composición: los naturales y los sintéticos. Básicamente, lo que los diferencia es que los naturales son termoregulables  y más aislantes que los sintéticos.

Los rellenos naturales pueden ser de pluma o de plumón y éstos a su vez, pueden ser de oca o pato.

El plumón también conocido como duvet,  es el copo, parte más ligera de la pluma,  tiene más capacidad aislante y aporta más transpiración. Cuanto mejor sea el plumón, más largos serán los filamentos creando miles de cámaras de aire que guardarán el calor corporal, mejorando la circulación del aire y facilitando una rápida absorción de la humedad. Además, a mayor calidad, menos relleno será necesario, reduciendo su peso considerablemente.

La pluma tiene más parte de la caña, y aun teniendo buena calidad, ni aísla, ni transpira como el plumón.

Por lo tanto, dentro de los rellenos nórdicos naturales,  cuanto más plumón tengan serán mejores y más caros.

El tipo de pluma, como hemos dicho, puede ser de oca o de pato. Teniendo en cuenta que hay diferentes tipos de ocas y patos con pluma de mejor o peor calidad, como la mayoría de fabricantes no especifican que tipo es, diremos que, en general, la de oca es de mejor calidad que la de pato.

El tejido de algodón ha de ser siempre 100% Down Prof que es lo que impide que las plumas se salgan.

Se recomienda lavar en seco en tintorería.

Los rellenos sintéticos pueden ser de varios tipos de fibra. Las dividiremos en tres tipos:

Fibras convencionales: Calidad baja sin poder aislante, ni transpirables, las más baratas.

Fibras huecas de poliéster: son muy transpirables y un poder aislante medio.

Microfibra: Imitan mejor al plumón tanto en su poder aislante como en su volumen.

Los rellenos sintéticos tienen un proceso de lavado más fácil que los naturales, son más económicos y podemos encontrar una mayor variedad de diseños y colores que nos permiten utilizarlos sin funda nórdica.

 Podemos decir que, a igual calidad, los rellenos naturales son mejores que los sintéticos por ser más traspirables,  más aislantes y ligeros y tener mayor duración.

Una vez hemos elegido el material del relleno, deberemos elegir el gramaje. Esto es la capacidad calorífica del relleno. El gramaje no va relacionado con la calidad del relleno, simplemente indica  la capacidad para retener el calor.  A mayor gramaje, mayor capacidad.

La elección dependerá de la zona en la que vivamos, el acondicionamiento de nuestra habitación y de lo calurosos o frioleros que seamos.

Por último, tendremos que decidir el tamaño; dependerá no sólo del tamaño de la cama, sino de si nos movemos mucho. Si es así,  lo recomendable es que sea más largo y más ancho que lo estándar para evitar que te destapes por la noche.

En Mishilos disponemos  de gran variedad de rellenos de diferentes composiciones , medidas y gramajes para que puedas elegir lo que se adapte más a tus necesidades.

Toda la información que necesitas saber sobre las características de los rellenos la podrás encontrar en la ficha técnica del producto.