Rebajas de verano

Fundas nórdicas

273 artículo(s)
Página:
  1. 1
  2. 2
  3. 3
  4. 4
  5. 5
Fundas nórdicas
Desde: 21.60
4.3 / 76 Review(s)

Todo lo que debes saber sobre las Fundas nórdicas

Dicen que uno de los grandes placeres de la vida es quedarse en la cama, durmiendo calentito, mientras escuchas como está cayendo la lluvia. Con lluvia o sin ella, dormir es, no solo placentero, sino necesario.

Por ello, debemos poner a nuestro alcance todo lo necesario para un descanso óptimo, saludable y, ¿por qué no? Inmensamente agradable.

Las fundas son ese complemento perfecto que nos garantiza largas veladas de abrigo en las frías mañanas de invierno, tanto que, más que nunca, sentirás que querrás apagar el despertador y continuar en ese paraíso particular que te ofrece un nórdico.

Fundas nórdicas infantiles o relleno nórdico, la oferta para encontrar tu producto ideal es muy amplia y variada e, incluso, es posible encontrar fundas nórdicas baratas.

Todo depende de que tengas la información correcta, sepas lo que estás buscando y las opciones a tu alcance.

A continuación, la guía más detallada sobre fundas nórdicas para que conozcas cada detalle en tu próxima compra.

¿Qué es una funda nórdica?

Es una pieza de tela que está cosida por tres lados, dejando el cuarto libre para que introduzcas el relleno nórdico que desees.

Las opciones del relleno son diversas, aunque principalmente se basan en relleno sintético o relleno de plumas. La elección del relleno dependerá del gusto de cada usuario. Más adelante te mostraremos los diferentes tipos de fundas nórdicas y rellenos que puedes encontrar en el mercado.

Es importante no confundir la funda nórdica con el edredón nórdico. Es habitual que en los comercios las exhiban indistintamente. Sin embargo, una y otra son dos piezas completamente distintas.

En el caso de la funda el relleno puedes escogerlo tú, permitiéndote elegir el material y el grosor del mismo para una mayor o menor intensidad de peso y de abrigo de la prenda. Así, la funda , sería, como su nombre indica, una especie de saco (funda), que puedes rellenar con materiales al gusto y que te ofrecerá una sensación agradable, esponjosa y muy cálida.

En la actualidad, la funda está muy de moda, porque, además de poder seleccionar diversos modelos, tamaños, rellenos y grosores, también se ha convertido en una de las ropas de cama que mejor luce en los dormitorios de mayores y también de niños.

¿Qué función cumple?

La funda nórdica es un textil elaborado con el objetivo de ofrecernos una ropa de abrigo personalizada y cálida, confeccionada en materiales de alta calidad y con un peso ligero. Las fundas nórdicas han venido a suponer una evolución de las mantas tradicionales, con la ventaja de que pesan menos, son menos engorrosas y más estéticas.

La primera función y más importante que podemos destacar en las fundas nórdicas es la de darnos abrigo. Están diseñadas especialmente para darte abrigo y mantener la temperatura de tu cuerpo. Ideal cuando la marca del mercurio desciende en las heladas noches invernales. Sin embargo, y puesto que nos ofrece la posibilidad de usar las fundas con diferentes rellenos e incluso sin rellenar, también podemos aprovechar la prenda en otras épocas del año menos frías, como en la primavera e incluso en el verano.

Cada vez nos preocupamos más por disfrutar, no solo de los placeres que ofrece a nuestros sentidos permanecer en la cama, al abrigo de una buena funda nórdica, sino también, por dar a nuestras habitaciones un aspecto impecable. Las fundas nórdicas cumplen, pensando en ello, una segunda función no menos importante, aparte de la de darte calor, que es la función de decorar tu habitación.

Hay fundas nórdicas para toda la familia; con motivos infantiles para nuestros niños, en todos los colores y con diseños realmente espectaculares: para amantes de lo clásico, de lo moderno, para gente creativaviajeraaventurera, intrépida, soñadora, romántica y, por supuesto, original.

Tipos de funda

La funda nórdica está pensada para satisfacer las necesidades de los más exigentes. Por eso, el catálogo de fundas ofrece infinidad de opciones en cuanto a tamaños, colores, tejidos y siempre pensando en el público al que van dirigidas, ya sean niños, jóvenes o adultos. Sea cual sea tu estilo, encontrar una funda nórdica que te enamore no será difícil, lo complicado será quedarte solo con una de ellas, porque están elaboradas pensando en las necesidades del hogar actual y de nuestro estilo de vida.

Puede que te hayas dado cuenta de que encontrar ropa de cama parece sencillo, pero, a la hora de la verdad, cuando vas a vestir tu cama y tu habitación, descubres que aquella pieza que pensabas que vendría bien, no luce como esperabas. Tal vez la compraste sin tomar en cuenta que cada cama, cada habitación y cada persona son un mundo cuyas medidas y características debes respetar.

Aquí va nuestro catálogo de fundas nórdicas para ti:

Fundas nórdicas para cama de matrimonio. O lo que es lo mismo, funda nórdica para la habitación principal. Si te preocupa que todo luzca impecable, no solo escoge una funda pensada para cama de matrimonio que sea lo suficientemente ancha, sino que, además, combine con el estilo y tono de tu dormitorio. Es posible, buscando entre la amplia gama de diseños y colores que hay a la venta.

En este sentido, para las camas de matrimonio, hay fundas nórdicas con elegantes caídas que quedan de lujo a la vista. Y, por supuesto, al tacto, cuando disfrutes de su calor y su suavidad, ya lo hagas sola o en compañía.

Fundas nórdicas juvenilesA ciertas edades, el diseño es realmente importante, pero también diferente, personal e íntimo.

Los gustos y estilos son diferentes y no nos conformamos con que la ropa de cama combine con el color de muebles o paredes, sino que buscamos algo más, algo distinto, algo completamente adaptado a nuestras inquietudes, a nuestros sueños, a nuestra personalidad y a nuestra manera de sentir y ver el mundo.

Por eso, los diseños de fundas nórdicas para los jóvenes, representan, a menudo, a bandas musicales, equipos de fútbol, series de televisión, o superhéroes. Buscando un poco, incluso podrás encontrar fundas nórdicas con la imagen impresa de tu cantante favorito o banda de rock del momento.

Fundas nórdicas infantilesTernura, cuidado, sueños y delicadeza se combinan cuando se trata de ofrecer cuidados a los más pequeños de la casa.

Por eso, las fundas nórdicas no podían quedarse atrás. Tienen que ofrecer un ambiente seguro y placentero al pequeño, pero también se les impone un reto aún más complicado, que es el de proporcionarle a la prenda el suficiente atractivo para que el niño esté deseando irse a la cama y quedarse al abrigo toda la noche.

Si tienes niños sabrás lo complicado que es conseguir que un pequeño quiera acostarse y, más aún, que no se la pase levantándose, acudiendo al cuarto de sus mayores o destapándose.

Con una funda nórdica que le conquiste, conseguirás que tu hijo vea con buenos ojos su cama, rodeada de sus superhéroes y personajes favoritos.

Además, la funda nórdica tiene otra ventaja añadida que es ideal para cuando tenemos niños, y es que se ajusta mejor a la cama, haciendo más difícil que el niño se destape durante el sueño. Sabemos que para los padres es una preocupación constante en las noches de invierno, velar porque sus niños no se desabriguen y cojan frío.

Fundas nórdicas para la cuna. Y si el descanso de nuestros hijos nos preocupa, qué decir cuando son bebés.

Si tienes un bebé, seguro que pasas muchas noches en vela comprobando que todo está en orden en su cunita. Los bebés son muy inquietos y se despiertan mucho. Además, no paran de moverse. Por eso, las fundas nórdicas para cuna son ajustables. Se ajustan perfectamente a la cuna y el bebé no conseguirá destaparse. Puedes usarla para recién nacidos, ganando la tranquilidad de que tu bebé estará abrigado en todo momento.

Para todas las edades, niños y adultos, hay fundas nórdicas que son ajustables, para mayor comodidad y también para darnos facilidad a la hora de hacer la cama.

En cuanto al diseño, podemos encontrar infinidad de ellos, ya sean en colores lisos, combinando tanto clásicos como nuevas gamas de colores sorprendentes y espectaculares, como diseños estampados que combinarán con tus muebles, tu personalidad o tu estilo.

También en cuanto a tejidos hay mucho de qué hablar, porque puedes encontrar fundas nórdicas en tela de Jacquard, elaboradas con una técnica especial que da al tejido una suavidad extrema, además de diseños con figuras y motivos variados, u otra opción son las fundas de raso, que aportan un brillo sumamente elegante a las habitaciones. Sin olvidar los bordados que, elaborados de manera artesanal, ofrecen una categoría exclusiva y superior a las otras fundas. Pero existen opciones más asequibles al bolsillo e igualmente atractivas y de calidad, como son las fundas que combinan poliéster y algodón.

Ventaja de la funda nórdica en comparación con otros cubrecamas

Las fundas nórdicas se han convertido en los cubrecamas por excelencia en la actualidad.

Las razones son muchas, pues se constituyen como prendas dos en uno, permitiendo ser utilizadas en diferentes épocas del año, tanto en estaciones muy frías como en estaciones más cálidas, gracias a que podemos ir variando su relleno y adaptando el grosor de la funda e intensidad del calor, a lo largo de los meses. Esto nos permite ahorrar en ropa de cama, tanto en lo económico como en cuanto al espacio de almacenamiento.

Ya no será necesario ocupar armarios con ropas de cama para diferentes temporadas y acumular mantas y edredones. Con un par de fundas nórdicas estarás abrigada y vestirás tu cama durante todo el año.

La funda nórdica suele ser más ligera y menos engorrosa que el edredón tradicional, pero puede dar tanto abrigo como este y es mejor para el invierno que la típica colcha.

También la manta ha experimentado un desplazamiento con respecto a las fundas nórdicas, ya que estas últimas son más ligeras y, por ello, más cómodas. Dormir con un peso puede resultar agobiante y, especialmente en el caso de los niños y bebés, es aconsejable no colocarles mucho peso encima.

Trucos y consejos para lavar y cuidar la Funda nórdica

La funda nórdica es fácil de mantener. No obstante, necesita de unos cuidados básicos para que se conserve en perfecto estado, como son:

Lavarlas en la lavadora y guardarlas en un sitio seco.

Es preferible que las guardes en su propia funda, así que no la tires cuando la compres.

Lo que sí te aconsejamos es que cuando las laves, no la mezcles con más ropa en la lavadora.

También es bueno lavarla del revés, para no estropear sus colores y hacerlo a una temperatura máxima de 40 grados.

Si quieres plancharla, no te excedas con el calor, como máximo, 100 grados. Tampoco es bueno usar lejía ni ponerla a secar al sol.

En cuanto a los rellenos, la mejor opción es llevarlo a la tintorería.

Si los lavas en casa, no los expongas a mucha temperatura y no los planches. Tampoco uses lejía.

Aparte, es conveniente ventilar a diario la habitación. De esta forma, la funda y su relleno no se apelmazarán.

Cómo elegir tu funda nórdica ideal

Si quieres una prenda que puedas usar todo el año, opta por la funda nórdica reversible. Te servirá para invierno y para verano.

En cuanto al relleno, es cuestión de gustos. Pero el relleno de plumón se presenta como la opción más interesante, porque resulta muy cómodo y grato, además de cálido en invierno.

Ten en cuenta el estilo y decoración de toda la habitación a la hora de comprar la funda nórdica pues, si te importa la estética, el resultado podría desentonar si no combina bien con tu decoración. Una funda nórdica escogida en consonancia con los colores del dormitorio dará un aspecto estiloso, elegante y placentero a la estancia.

Tampoco hay que olvidar que en colores es cuestión de gustos, y que los colores influyen en nuestro ánimo y armonía. Déjate llevar por las sensaciones con tu funda nórdica y disfruta de su abrigo con los 5 sentidos.